RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

Desafiando el mal tiempo, los manifestantes se dieron cita en la Sergel Torg el pasado domingo 22 de febrero, para repudiar el golpe de Estado fascista financiado y dirigido por EE.UU. y la Unión Europea, en Ucrania.

Hubo siete oradores, entre ellos, por la Asociación Donbas, Mario Sousa (KP), Kjell Bygdén (SKP y Janiis Konstantis del SEKO. El rapero Jimmy T Saint presentó muy hábilmente  textos políticos que fueron altamente apreciados.
Extracto del discurso de Mario Sousa:
«Estamos aquí hoy para protestar contra el golpe de Estado en Ucrania y mostrar nuestro apoyo y solidaridad a los que luchan por la democracia y la libertad en Donetsk, Lugansk, Odessa, Kharkiv, Mariupol, Kiev y muchas otras ciudades y pueblos de Ucrania.
Es importante mostrar al mundo y a estas personas que luchan, que somos muchos en el mundo que los apoyan en la lucha contra los fascistas y oligarcas; que hay muchos en el mundo que no somos esclavos de imperialismo de EE.UU., la UE y el capital internacional; que somos muchos que no aceptamos  las mentiras de los medios de comunicación, en la prensa burguesa, en la radio, en la televisión».
Extracto del discurso de Kjell Bygdén:
«USA tiene una gran experiencia práctica de hacer golpes de Estado en todo el mundo, como en Honduras y Paraguay. Fracasó, sin embargo, en Venezuela recientemente, como antes, en Bolivia, donde la gente ahora defiende el desarrollo social y antiimperialista allí y en toda América Latina».
«Las herramientas para los golpes de Estado de EEUU y el imperialismo han cambiado durante las últimas dos décadas. Todo, desde coloridas revoluciones, como la naranja en Ucrania 2004, pasando por la ‘Primavera árabe’ hasta intervenciones militares directas con el aparato  militar de la OTAN, contra Yugoslavia, Afganistán, Irak. Después del golpe de Estado las fuerzas de choque fascistas se dedicaron a linchar y expulsar a los miembros del parlamento, además de a los opositores políticos y étnicos; a secuestrar, asesinar y llevar a cabo pogromos. La primera medida del fascismo es tradicionalmente prohibir los partidos comunistas, así ocurrió cuando al Partido Comunista de Ucrania, que en las elecciones parlamentarias de 2012 había obtenido el 13% del voto popular, le fue  prohibido actuar, y su sede y sus  locales fueron saqueados y quemados. Los grupos de choque fascistas en Svoboda y el sector de derecha marcharon ahora bajo  las banderas roji-negras del  Bandera-nacionalismo. En Ucrania, durante la Segunda Guerra Mundial, funcionó como el  brazo extendido de la SS alemana y llevó a cabo  ejecuciones en masa en contra de su propia población. Ahora los monumentos antifascistas han sido demolidos y en su lugar se han levantado  estatuas de los criminales de guerra y los héroes  fascistas. Ahora tienen  los fascistas lugar en el gobierno y detrás del primer ministro ‘de mentira’  Yatsenyuk y su partido, han obtenido  posiciones de liderazgo, en Defensa,  entre otros».
«En un año los fascistas pasaron, de lanzar ‘bombas molotov’ en el Maidan a jugar un papel destacado en el ejército de Kiev y disparar misiles balísticos contra su propio pueblo en el sureste del país;  contra  los que se negaron a reconocer la junta golpista- fascista en Kiev como su representante política; contra la gente que ha proclamado la República Popular de Donbas».
«Al día de hoy, entre 5.000 y 50.000 personas han perdido la vida (según Frankfurter Allgemeine). 10.000 soldados han abandonado el ejército de Kiev de diferentes formas,  porque se niegan a tomar las armas contra su propio pueblo. Sobre esto, y sobre el pueblo y las madres de los soldados que por la misma razón no quieren dejar ir a sus hijos a morir al campo de batalla, no se habla mucho en los medios de comunicación suecos.»
«El SKP expresa su solidaridad con el pueblo ucraniano, que se le permita decidir sobre su propio futuro sin injerencia extranjera.
Por una Ucrania con socialismo sin guerra, fascismo, chauvinismo y opresión.
¡Fuera Suecia de la UE! ¡Fuera Suecia de la OTAN! ¡Fuera la OTAN de Suecia!»