RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

En Colombia el pueblo se movilizó de forma masiva el pasado 9 de Abril en respaldo a los diálogos de paz, el cese bilateral al fuego, la paz con justicia social y la asamblea nacional constituyente.

En Estocolmo, Marcha Patriótica, capítulo Suecia, la Asociación Jaime Pardo Leal, el Foro de exiliados perseguidos por el estado y el paramilitarismo colombiano y Radio Café Stéreo, organizaron una manifestación para apoyar la paz en Colombia.
Así en la mítica plaza de la Moneda, (Mynttorget) de Estocolmo, cerca de un centenar de colombianos se dieron cita para expresar su apoyo a la paz, “Para arropar la mesa de la Habana”, dijo Joaquin Pérez, quien estuvo en las mazmorras de la oligarquía colombiana durante tres años.
Banderas blancas de la Marcha Patriótica y un gran afiche que recuerda del genocidio de la Unión Patriótica, resaltaban en la plaza visitada por miles de turistas.
En la Habana, Cuba, se desarrollan desde hace unos tres año diálogos entre la oligarquía colombiana y la organización político- militar, Farc-Ep, en la búsqueda de una salida negociada al centenario conflicto impuesto al pueblo por la oligarquía de este país.
Las dos partes han llegado a acuerdo total en un punto y parcial en otros dos y actualmente dialogan sobre los dos últimos puntos del acuerdo por las partes firmados en el año 2012.
Los colombianos exigieron cese bilateral al fuego, recordando que la guerrilla de las Farc-EP ha mantenido un cese unilateral durante los últimos 4 meses, buscando con esto bajarle intensidad al conflicto, sin que su contra parte, el gobierno colombiano haya hecho lo mismo.
También exigieron los colombianos en Suecia, que los eventuales acuerdos sean refrendados mediante una asamblea nacional constituyente.
Anunciando una fuerte columna en la marcha del primero de mayo, los colombianos dejaron la plaza llamando a la unidad del pueblo colombiano y expresando su solidaridad con el proceso Bolivariano de Venezuela, del cual dijeron, es primordial para que los diálogos de la Habana lleguen a buen puerto.