RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

La Premio Nobel de la Paz norirlandesa Mairead Maguire pidió al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que ponga fin al injusto encarcelamiento de tres antiterroristas cubanos, presos desde hace casi 16 años en penitenciarías federales.

«Sumo mi voz a la de muchos que le piden a usted (Obama) hacer todo lo que esté a su alcance para terminar con los sufrimientos ocasionados por esta situación», dijo la activista en una carta dirigida al mandatario estadounidense y que difundió este viernes un grupo de solidaridad.
Maguire reiteró al gobernante que le escribía «nuevamente, en el contexto de las acciones en todo el mundo que se llevan a cabo el día 5 de cada mes en solidaridad» con Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, los tres integrantes del grupo de Los Cinco que continúan en cautiverio.
«La asistencia y amplio interés en la reciente jornada en Washington (del 4 al 11 de junio) es un buen indicador de la creciente inquietud internacional que existe» sobre el caso, expresó Maguire. Según la carta, que divulgó el Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, existen motivos reales de preocupación sobre las condenas y sentencias impuestas a Hernández, Labañino y Guerrero, así como a Fernando González y René González, quienes abandonaron la prisión tras cumplir la totalidad de sus condenas.
Maguire (Belfast, 27 de enero de 1944) cuestionó, en particular, los cargos contra Gerardo Hernández, sentenciado a dos cadenas perpetuas más 15 años, y subrayó que para ella «existen muchas preguntas y dudas razonables en ese sentido».
Los Cinco, como se les conoce en las campañas mundiales por su liberación, fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 en Miami mientras daban seguimiento a organizaciones violentas de origen cubano dedicadas a planificar desde territorio de Estados Unidos acciones terroristas contra el país caribeño.
Mairead Maguire, cofundadora del movimiento Gente por la Paz, recibió el Nobel de la Paz en 1976 compartido con Betty Williams por su lucha en defensa de una solución no violenta al conflicto de Irlanda del Norte.
Como ella, una decena de Premios Nobel le han solicitado a Obama, quien también ostenta la alta distinción desde 2009, actuar en consecuencia, porque «justicia demorada es justicia denegada y ha habido suficiente denegación y retraso hasta la fecha», concluyó.