RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

Reconocidos personajes de la ultra derecha argentina encabezaron una marcha para derrocar al gobierno popular de Cristina K. el 18 de febrero, entre otros escuderos la viuda del general asesino J. R. Videla, no fue un detalle casual, más bien causalidad.

La confrontación del poder dólar y CIA nos empujan a pasar a la contraofensiva para darle un freno a los golpes de guantes blancos, más efectivos que los ya padecidos con las dictaduras cívico-militares. Si somos pasivos corremos riesgo eminente y poderoso. El olfato ciudadano nos llama a ganar las calles y aplicar leyes y/o producir nuevas que permitan una defensa clara y contundente. Ya llegó el día en que la escalada derechista se hace ver a simple vista callejera.
El clarín de la Patria Grande convoca contra los enemigos de la democracia popular. Estamos siendo atacados por las potencias más ultras como los Estados Jodidos del Norte. El presidente Rafael Correa afirmó sobre la Argentina: «Esto me huele a la restauración conservadora; ya no hay golpes militares, ya no hay golpes legislativos, ahora hay golpes judiciales». El presidente Evo Morales sumó su opinión sobre las marchas encabezadas por unos pocos fiscales con antecedentes de dar cobertura a las aberraciones cometidas durante el golpe militar/cívico y eclesiástico: «Ya no pueden hacer golpes de Estado, ya no pueden dominarnos militarmente, entonces buscan otras formas de golpe, de escarmiento, de amedrentamiento, especialmente a los presidentes antiimperialistas».
Las poderosas redes de las corporaciones de información masivas agreden constantemente difamando repitiendo falaces argumentos que a la postre terminan creando un ambiente falso de corrupción, de miedo hasta por asaltos en plena luz del día… Un asesinato repetido miles de veces termina prendiendo en la vivencia pública del hombre de la calle como si fuesen miles de asesinatos cometidos a su alrededor, claro, esto sucede leyendo el diario Clarín o viendo en la tele «las noticias de TN» cómodamente sentado en el sofá del living o en familia desayunando en la cocina. Allí, en esa intimidad hogareña es dónde caen como bombas  asediando el hogar, dando la sensación de estar sufriendo un hecho violento a sus valores más tiernos y de hecho provocan odio. Claro, ese odio inducido va dirigido al gobierno que poco puede hacer porque si les acusa de abuso desinfor-mativo le sacan la tarjeta roja, esa que dice machaconamente «libertad de expresión». Periodistas con sueldos millonarios perfectos comunicadores que se comportan tal cual mercenarios, sus armas ya no necesitan de los militares, son mucho más eficaces los medios de desinformación masivos capaces de hacer tambalear gobiernos populares convirtiendo pacíficos padres de familia en leones defendiendo su moral y costumbres. No se dan cuenta que son víctimas de un científico enredo informático. Controlando las embestidas se agazapan jueces nombrados por la dictadura, políticos títeres de la embajada yanqui, bandas de eclesiásticos armados de un púlpito y divas que viven en Miami y que actúan sobre escenarios populacheros tergiversando valores éticos, morales y hasta estéticos. Un abanico que resulta funcional al poder del imperio. La meta es imponer democracias afines al Mercado: el Banco Mundial, la CIA, el FMI. Entonces bregan por privatizar los hospitales (el negocio de la sanidad), privatizar educación en todos los niveles, la obligada participación en misiones militares conjuntas con los Estados Jodidos del Norte. Así cercan a nuestras patrias y de no avenirse la tildarán de terroristas o sea un eufemismo de naciones «no alineadas». Los fondos capitalistas buitre mandan y punto, los pueblo del mundo sometidos a la amoralidad de los grandes negocios. Ya no son soberanos los estados sino «marcas» como la Coca Loca. Honduras y Paraguay lo padecieron y padecen. El poder de la derecha mundial planificó la Alianza del Pacífico para disminuir la presencia de la UNASUR y la CELAC sobre la región. Sin dudas encontraron en el Memorándum con Irán, la punta de lanza de la ofensiva contra la presidencia de Argentina. Pero no hay cuidado, gobierna el peronismo revolucionario y seguirá siéndolo a través de las urnas de la democracia bolivariana.
Para contrarrestar la estrategia del imperio la militancia propone las siguientes medidas urgentes:
1- Declarar persona «no grata» al embajador de EEUU.
2- Además de expulsar a los agentes de la DEA, la USAID y la CIA que operan con oficinas propias y despliegue nacional, financiando políticos opositores, distribuyendo jugosos cheques en el poder judicial como en los medios masivos de comunicación para operaciones desestabilizadoras.
3- Declarar persona «no grata» al embajador de Israel y expulsar a los agentes de la MOSSAD que operan abiertamente en nuestros asuntos internos.
4- Declarar persona «no grata» al embajador del Reino Unido. Expulsar a los agentes del MI6 que operan y financian operaciones en nuestro país. Las Malvinas son de Latinoamérica.
5- Dar a publicidad las 4.040 cuentas del banco Suizo HBCS, fondos de argentinos que no han sido declarados y fugaron provocando crisis en nuestro país.
6- Dar a conocer los cientos de empresas apropiadas, robadas durante la dictadura cívico-militar, bajo tortura que hoy se están investigando (papel prensa entre otros).
7- Cerrar el financiamiento externo a Fundaciones e Instituciones que dirigen recursos a la lucha política interna del país, constituyendo un aporte no declarado a las campañas electorales, (el sionismo corrompe con dólares negreros).
8- Cambiar a los fiscales y jueces impuestos desde la dictadura y que sus nuevos miembros sean elegidos por el pueblo.
9- No permitir que sigan incendiando al diario Clarín y a la emisora TN. Apli-car la ley de defensa de la democracia.
El poder financiero unido al judicial y la prensa desinformadora apunta a jaquear las democracias latinoamericanas derrumbando conquistas sociales, leyes progresistas y en definitiva los modelos nacionales alumbrados por la construcción de una Patria Grande alejada del patio trasero yanqui.
¡No pasarán, los pueblos agredidos no serán vencidos!