RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

La primera delegación de víctimas del conflicto colombiano inició el sábado 16 su participación en los diálogos de paz que el gobierno y las FARC mantienen en La Habana, Cuba.

El primer cara a cara entre víctimas y negociadores del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de la guerrilla de las FARC se desarrolló en un ambiente «muy respetuoso», según las fuentes. La delegación de damnificados que participa en la mesa de negociaciones está formada por doce personas –ocho mujeres y cuatro hombres– de las que cinco son víctimas de las FARC, cuatro del Estado, dos de paramilitares y una de varios actores armados.

La reunión se celebró a puertas cerradas en el salón de protocolo del exclusivo recinto de El Laguito y comenzó con intervenciones del jefe de los negociadores del gobierno colombiano, Humberto de la Calle, y del líder de la delegación de paz de las FARC y número dos de la guerrilla, Iván Márquez, alias de Luciano Marín Arango. Los negociadores escucharon el testimonio de cada una de las víctimas que participaron en la reunión.

«Los afectados brindaron sus testimonios, compartieron su dolor y expusieron sus demandas para lograr el perdón y la justicia, la reparación de sus derechos y la reconciliación de todos los colombianos», señaló la televisión cubana. En esa línea, el noticiero nacional mostró imágenes de las víctimas con las delegaciones del gobierno de Colombia y del grupo guerrillero FARC.

Según la prensa cubana, los representantes de los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, y de las naciones acompañantes, Chile y Venezuela, también asistieron a la conversación.

En el encuentro estuvieron presentes representantes de la ONU y de la Universidad Nacional de Colombia, organismos encargados de seleccionar a las víctimas que participarán en La Habana. Tras haber alcanzado acuerdos en los tres primeros puntos de la agenda –cuestión agraria, participación política, y drogas y narcotráfico–, el pasado 12 de agosto gobierno y guerrilla iniciaron la discusión del debate sobre las víctimas.

El grupo de afectados que participa en la mesa de negociación es el primero de cinco que acudirán a Cuba en próximos ciclos de conversaciones.

Los cincuenta años de conflicto armado en Colombia han dejado 6,5 millones de víctimas, entre ellas 5,7 millones de desplazados, 220 mil muertos, 25 mil desaparecidos y 27 mil secuestrados, según datos del Centro de Memoria Histórica de Colombia.