RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

El kirchnerismo volvió a mostrar –aun antes del nuevo encuentro pautado en Nueva York– las escasas expectativas que tienen en el juez Thomas Griesa y su mediador Daniel Pollack en la negociación con los fondos buitre. En ese sentido, quienes hablaron reiteraron que la Argentina no está en default y arremetieron contra las críticas opositoras.

El gobernador Daniel Scioli aseguró estar «conmocionado» por el «temple de la Presidenta» para enfrentar «a los buitres de afuera y de adentro» y le apuntó a Mauricio Macri por su postura incondicional a favor de pagar a los holdouts.
El gobernador bonaerense se «conmocionó» de la forma como «ella» (por la Presidenta) «con una gran experiencia y un temple pudo tomar una posición muy clara contra todas las presiones internas y externas. Contra los buitres de afuera, económicos, y contra los buitres de adentro, económicos y políticos también». En una entrevista radial, Scioli dijo que «eso es lo que se va a estar debatiendo» (en medio de una campaña presidencial adelantada) y afirmó que «me gustó también que en este momento se expusieran las posiciones de cada sector político. Macri dijo que hay que salir a pagar, sabemos la movida que hubo de algunos bancos privados y la política que querían llevar adelante». Se encolumnó con la Presidenta y el ministro Kicillof y sostuvo que «yo humildemente lo dije, tranquilidad, confianza que esto se va a ir superando».
La diputada Diana Conti le apuntó a la oposición. «Estamos con una oposición que no tiene propuestas de país ni de gobierno. Ha hecho política a través de la crítica y sigue con absoluta bajeza», sostuvo la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara Baja. Luego remarcó que «la oposición quiere sacar tajada de cualquier tema, no le importa la patria» y hasta deslizó sospechas sobre su postura: «Los dirigentes que llaman a pagar me hacen dudar si no tienen intereses en ese pago de que declaran querer con tanto énfasis», sentenció. «Quieren imponer que Cristina cerró la negociación y ella dice que hay voluntad de dialogar. Dentro del diálogo no vamos a tener posiciones en contra de lo que le conviene al país», agregó sobre Griesa y opositores.
Los aliados del kirchnerismo también salieron en defensa de la postura del gobierno nacional. «La Argentina tiene fortalezas como para resistir una situación como la que está planteada» y «está parada en un posición sólida, con control de las principales variables de la economía y está en condiciones de pilotear esta situación, que no es fácil, pero tiene muchísimas mejores condiciones que con las que se enfrentó una situación verdadera de default en 2001», sostuvo el diputado de Nuevo Encuentro y banquero cooperativista Carlos Heller. «Kicillof dijo que el Gobierno no tiene nada que ver en el acuerdo entre privados y cuestionó esta aparente negociación», dijo Heller cuando lo consultaron sobre el viaje de los banqueros. «El Estado no puede intervenir porque violaría el acuerdo entre acreedores», subrayó.
El también diputado nacional de NE Carlos Raimundi celebró que en la disputa con los fondos buitre, el gobierno nacional «marque un camino distinto al de los anteriores, que convertían la deuda privada en pública y condenaban al conjunto de la sociedad». Raimundi evaluó que el discurso del jueves de la Presidenta «confirma el camino elegido por el gobierno popular de reforzar los estímulos al mercado interno y el consumo».